El manejo de la información de terceros es una gran responsabilidad. Cuando trabajas con la información de otra persona te conviertes en parte de su equipo. Como resultado, uno puede encontrar información sensible que puede poner en peligro a una actividad o a una persona específica. Para evitar la propagación de la información, las empresas tienen acuerdos de no divulgación (NDA, por sus siglas en inglés), para los proveedores. La importancia de un NDA proviene del hecho de que este documento es una guía sobre cómo la información debe ser manejada. Se puede ver más bien como una referencia que debe ser firmada, sin embargo es importante entender que si la información se filtra habrá consecuencias.

Algunas empresas van más allá y proporcionan varios niveles de autorización para examinar a sus proveedores y el acceso a la información que tienen. Estas empresas trabajan en industrias que van desde la defensa, el transporte aéreo, las finanzas y la tecnología. En este caso el NDA no es sólo para el proveedor, sino para todos los empleados de la empresa. Lingualink va más allá con este instrumento ya que todos nuestros lingüistas firman un NDA con nosotros. En caso de que algún cliente requiera este documento se le puede presentar sin problema. El NDA es una de las tantas herramientas que cuales se dispone en esta empresa para que su información esté  resguardada.